Noticias

Cambios organizacionales en el Grupo Graña y Montero

En el contexto de la terminación del contrato del Gasoducto Sur Peruano, las falsas imputaciones realizadas por el ex representante de Odebrecht en el Perú y la caída de la acción, José Graña Miro Quesada, Presidente del Directorio, Mario Alvarado Pflucker, Gerente General Corporativo y Hernando Graña Acuña, Miembro del Directorio, presentaron sus renuncias a los cargos que ejercían, las cuales fueron aceptadas por el directorio.

En la sesión se reconoció el gesto de los 3 ejecutivos quienes han puesto por delante el desarrollo de la empresa y sus colaboradores y accionistas sobre sus propios intereses, por lo que el Directorio en pleno les expresó su reconocimiento y gratitud.

De igual manera, los Directores agradecieron el decidido compromiso, expresado por los renunciantes, a contribuir con su esfuerzo y dedicación personal para demostrar claramente el correcto proceder de Graña y Montero.

En la misma sesión los Directores acordaron designar como gerente general corporativo a Luis Díaz Olivero, quien se desempeñaba como gerente general adjunto.

A lo largo de sus 83 años Graña y Montero ha demostrado, a través de sus acciones, ser una empresa honesta, íntegra y transparente. La conducta inaceptable que se le pretende imputar es completamente ajena a sus valores empresariales.

Mario Alvarado Pflucker sostuvo que esta decisión es la más difícil que ha tenido que tomar en sus 36 años en el Grupo Graña y Montero. “He decidido apartarme de las funciones de gerente general corporativo y director porque lo prioritario es asegurar el futuro de la empresa y de sus más de 30,000 colaboradores. Por ello voy a dedicarme a demostrar el correcto proceder de Graña y Montero”, sostuvo.

Por su parte José Graña resaltó que corresponde ahora que un nuevo equipo tome las riendas y las mejores decisiones para la empresa y sus colaboradores. “El futuro de Graña y Montero está asegurado, gracias a la nueva generación de colaboradores que mantendrán la reconocida calidad de nuestras obras, el profesionalismo y la competitividad que nos ha caracterizado”, finalizó.

Acerca de Luis Díaz Olivero

Es ingeniero industrial de la Pontificia Universidad Católica del Perú y cuenta con una maestría en Administración de Negocios de la Universidad de Pittsburgh.

Se unió al Grupo como practicante en 1993. Inició su carrera profesional como asistente de ingeniería llegando hasta Gerente General Adjunto. Antes de ocupar esta última posición, fue Gerente Corporativo de Infraestructura entre 2013 y 2015, asumiendo la Gerencia Corporativa de Operaciones en 2016. Previamente se desempeñó como Gerente General de GMP de 2011 a 2013. En adición, ha sido Director Ejecutivo Adjunto de GMP en el período 2009-2011, Director General Financiero del Grupo entre 2004 y 2009, así como Gerente Financiero de GyM entre 2001 y 2004.

Acerca de Graña y Montero

Graña y Montero es el grupo de ingeniería e infraestructura más importante y grande del Perú. Cuenta con 26 empresas agrupadas en 4 áreas de negocio y opera en 5 países de Latinoamérica. Es la única empresa constructora de Sudamérica que lista en la Bolsa de Valores de Nueva York y Lima. Tiene 83 años de trayectoria, gracias a sus valores corporativos, que siempre han dirigido el comportamiento de sus colaboradores. Ha sido referente en la región por sus prácticas de buen gobierno corporativo y ha sido considerada sostenidamente como una de las empresas más admiradas y reputadas del país.


Fecha: 28 de Febrero de 2017