« Regresar

El Grupo Graña y Montero logró reducir su deuda total con respecto al 2017


El resultado obtenido se da gracias a la puesta en marcha del plan estratégico de reducción de deuda que se viene implementando desde el 2017, lo que contribuye a seguir avanzando en la estabilidad financiera de la compañía.

El Grupo Graña y Montero alcanzó, al tercer trimestre del presente año, reducir la deuda total de la compañía a US$ 735, 630 millones de dólares, 11% por debajo en comparación al cierre del 2017, resultado obtenido gracias al plan estratégico de reducción de deuda que la compañía viene implementando desde el año pasado.

Respecto a las ventas obtenidas, se alcanzó un total de US$ 1,133 millones de dólares, lo que representa un incremento de 2.3% con respecto al resultado logrado en el mismo ejercicio del año anterior. Esta cifra viene acompañada por una recuperación del Backlog, el cual se incrementó en 7%, situándose en US$ 2,611 millones de dólares, incluidos los negocios recurrentes.  Esta mejora refleja la confianza de nuestros clientes por la calidad de nuestros servicios y por el valor agregado que le damos a nuestros proyectos. 

Por su lado, la utilidad bruta alcanzó US$ 180 millones de dólares, 39% más respecto al mismo ejercicio del 2017 y la utilidad neta se situó en US$ 4.8 millones de dólares, 93.5% por debajo del mismo periodo. La diferencia en la utilidad neta se explica principalmente por menores ingresos en el área de Ingeniería y Construcción y Servicios, así como, por tener una menor utilidad registrada por ventas de activos, en comparación al año anterior.  Sin embargo, resulta importante destacar el incremento significativo en la utilidad neta respecto a junio del 2018, que había registrado una pérdida de US$ 8.7 millones de dólares, con lo cual se obtuvo un incremento de 155% con respecto a dicho ejercicio.

“Todos estos avances aportan a la estabilidad financiera de la compañía y nos confirman que los cambios implementados en la organización son tomados de manera positiva por nuestros grupos de interés. Venimos recuperando la confianza gracias a nuestras acciones”, señaló Luis Díaz Olivero, gerente general corporativo del Grupo Graña y Montero.